25 octubre 2010

No sé porque engordo! Las excusas a la hora de la dieta

A la hora de comenzar un Plan alimentario para bajar de peso, solemos buscar muchas excusas para tratar de explicar porque fallamos en el intento,
No sé porque engordo, si no me siento a comer: Precisamente, cuando hemos perdido el hábito de sentarnos a la mesa y realizar las cuatro comidas diarias, nos acostumbramos a picotear durante todo el día y creemos que no hemos comido porque nos falta esa sensación de estómago lleno, con esta conducta dañina nos auto-engañamos y estamos ingiriendo sin darnos cuenta muchísimas más calorías de las que suponemos.
La gente me dice: “no sé porque engordás, si no comés nada”: Suele suceder que cuando nos reunimos con amigos o familiares a compartir una comida, quienes nos observan comer dicen ―¿Cómo engordás, si no comés nada? , en realidad, nadie engorda por comer poco, cuando la cantidad de calorías que ingerimos es menor a la cantidad que requiere nuestro organismo para cumplir con sus funciones metabólicas y de gasto por actividad, lo normal es que ―bajemos de peso, esto es así; porque el cuerpo echa mano de las reservas de grasa corporal que son una fuente de energía importante. En cambio, si la cantidad de calorías ingerida es superior al gasto corporal, sucede lo contrario, ―subimos de peso.
Debo tener un problema metabólico: la enfermedad metabólica más conocida que puede inducir al aumento de peso es el hipotiroidismo, una patología que se caracteriza por la disminución del funcionamiento normal de la glándula tiroides la que está encargada de varias funciones, entre las cuales se destacan: el aumento del consumo de oxígeno, el estimulo de la tasa de actividad metabólica, la regulación del crecimiento y la maduración de los tejidos del organismo, la regulación de la temperatura corporal y del estado de alerta físico y mental. Cuando el funcionamiento esta disminuido suele haber retención de líquidos, lo cual influye en el aumento de peso, en el caso de padecer esta enfermedad, la medicación indicada por el médico es suficiente para regular su funcionamiento, dejando de ser un motivo para el aumento de peso.
Tomo un vaso de agua y engordo: El agua no engorda, y está comprobado que el consumo de 2 litros diarios ayuda al descenso de peso.
¿Cómo puede ser que no adelgacé? Si comí lo de la dieta: No es suficiente comer solo lo que está indicado en la dieta, también es importante respetar las cantidades que indico el nutricionista, los alimentos que figuran en los planes alimentarios tienen calorías que hay que respetar, si aumentamos las cantidades también estamos aumentando las calorías, aunque solo consumamos los alimentos que nos indicó nuestra nutricionista.
Soy gordita, porque de chica me dieron muchas vitaminas: las vitaminas, igual que los minerales no tienen calorías, cumplen funciones muy importantes en el organismo, pero no engordan.
Probé todas las dietas y no me dieron resultado: Las dietas o planes alimentarios necesitan de alguien que los siga, para bajar de peso, no alcanza solamente con ―coleccionar todo tipo de dietas, hay que comprometerse con un plan alimentario que nos resulte agradable y mantener su cumplimiento en el tiempo.
Yo no puedo hacer dieta porque me baja la presión: es poco común que mientras se está siguiendo un plan para bajar de peso baje la presión, si bien es posible, esto se soluciona adicionando un poco más de sal en las comidas. Lo que si ocurre, cuando se siguen planes sin control profesional es que en ayunos prolongados pueda ocurrir una hipoglucemia consecuencia de la disminución del azúcar en sangre (glucemia).
No bajo de peso, porque no camino: hacer actividad física y sobre todo caminar son actividades sumamente saludables y aconsejadas, pero no alcanza solamente con caminar cuando hay un sobrepeso importante, también hay que reducir la ingesta de alimentos hipercalóricos e hipergrasos.
El consejo de la nutricionista: mis queridas amigas, para bajar esos kilitos que tanto nos molestan hay que empezar por comprometernos con nosotras mismas y afrontar un plan de adelgazamiento con responsabilidad, busquemos el apoyo de familiares, amigos y profesionales si no podemos solos. La consulta con la nutricionista, los grupos de autoayuda, la psicoterapia, las viandas a domicilio son todas alternativas válidas para vernos cada vez más lindas.

Ejemplo de dieta para 1 día:

Desayuno
Infusión con leche descremada y edulcorante
2 tostadas de pan lactal con queso untable descremado ó mermelada diet.
½ mañana
1 fruta ó yogur descremado
Almuerzo
Caldo desgrasado ó instantáneo en sobres light
¼ de pollo sin piel a la plancha
Ensalada multicolor (zanahoria rallada, tomate, lechuga ó rúcula, granos de choclo natural)
Gelatina diet con frutas
Merienda
Infusión cortada con leche.
Postrecito lácteo diet ó yogur descremado firme
2 galletitas de agua con queso
Cena
Caldo desgrasado ó instantáneo en sobres light
1 porción de tarta de verduras
Manzana asada.

Recuerde consultar a su nutricionista quien lo guiará en el descenso de peso, ajustando la dieta a sus propias necesidades.

Lic Mónica Correa
Nutricionista
Auditor Nacional de Industrias Alimentarias
Capacitador Reg 105 para el dictado de Cursos de Manipulación de alimentos.
Miembro titular de la Sociedad Argentina de Nutrición

4 comentarios:

Hugo Della Savia dijo...

Realmente es muy cierto lo que manifiesta esta doctora. No sólo es necesario una dieta con bajas calorías sino es muy importante hacer ejercicio físicio. El caminar es una actividad, no solo aconsejada por varios médicos sino que es muy completa para reducir peso corporal. Este ejercicio requiere tomar más agua de lo comun. HUGO.

cyruja dijo...

Es "por qué", y no "porque", en el título y unas cuantas veces más, porque está usado como pregunta.

un ejemplo para que lo caches bien:

-no sé por qué me dicen que escribo mal.

-será porque te dedicaste más a otras cosas.

gui martí dijo...

Muy simplista y con amplio desconocimiento de la característica holística del ser: cuerpo, mente y espiritu las emociones son parte de esto y nada tiene que ver con la irresponsabilidad sino USA tiene millones de irresponsables desde el punto de vista tan limitado de la Licenciada

H. Triverius dijo...

Leí en este artículo que el comer sentado y con suma relajación, la digestión es más adecuada y el metabolismo se vuelve normal, no se hace lento como cuando se come a la carrera y en posición incomoda.

Además, disminuye la ansiedad que es una de las causantes que las dietas no se respeten al pie de la letra.