18 agosto 2015

Cardiopatías congénitas: avances en diagnóstico y tratamiento

El término "cardiopatía congénita" (CC) se emplea para describir las alteraciones del corazón y los grandes vasos y arterias, que se originan antes del nacimiento cuando se desarrollan las estructuras cardiovasculares principales. En el 85 a 90% de los casos se desconocen las causas de esta malformación, en el 5 al 6% se originan por alteraciones cromosómicas, el 3 al 5% se deben a defectos genéticos y otro 2% están relacionados con factores ambientales.
Las malformaciones más graves pueden ser incompatibles con la vida intrauterina, pero hay muchas que se hacen evidentes solo después del nacimiento. A nivel mundial, se estima que se presentan entre 8 y 10 casos por cada 1.000 nacimientos. En la Argentina, cada año nacen entre 6.000 y 7.000 niños con cardiopatías congénitas de los cuales unos 3.000 deberían ser intervenidos quirúrgicamente; 2.000 antes del año y un 30% dentro del primer mes de vida.
Los avances en el diagnóstico, las mejoras en la anestesia cardiovascular, el refinamiento de las técnicas quirúrgicas y de perfusión y los adelantos en el cuidado peri-operatorio han permitido reparar con éxito malformaciones complejas a edades muy tempranas, muchas de ellas en etapa neonatal. En los '80, cuando la cirugía neonatal era casi inexistente, el 10% de las malformaciones se reparaban antes de los 6 meses y menos del 20% antes del año de vida. Actualmente, el 60% de los pacientes son operados antes del año de vida y el 30% en el primer mes de vida. La práctica clínica se ha sofisticado y la tecnología ha avanzado haciendo posible que niños que hasta hace 10 años atrás morían puedan ser actualmente tratados en forma segura.
Existen más de cincuenta tipos diferentes de cardiopatías congénitas. Los problemas cardíacos neonatales más frecuentes son la ATRV (anomalía total del retorno venoso pulmonar), la TGA (transposición de las grandes arterias) y la HLHS (hipoplasia de cavidades izquierdas). La reparación de estas malformaciones en los primeros días de vida ha modificado la historia natural de estas lesiones: la mortalidad operatoria de la ATRV paso de >30% en los ‘90 a menos del 3%, la TGA pasó de > del 30% a menos del 5% en la actualidad y la HLHS de > 50% a menos del 20% en los países desarrollados y en la Argentina.
Las CC tienen un amplísimo espectro de complejidad tanto desde el punto de vista anatómico como fisiológico. Los procedimientos simples (cierre de ductus, cierre de CIA (comunicación inter-auricular), cierre de CIV (comunicación interventricular), CO. AO. (coartacion de aorta) en niños mayores de un año, pueden ser realizados por cirujanos cardiovasculares con entrenamiento en centros especializados. Sin embargo, para obtener óptimos resultados, las cirugías más complejas solo pueden ser manejadas por un equipo multidisciplinario especialmente entrenado en centros altamente especializados: cirujanos, técnicos perfusionistas, cardiólogos pediatras,  anestesista cardiovascular pediátrico, especialistas en Cuidados Intensivos, hemodinamistas pediátricos y una enfermería especializada son los pilares fundamentales.
En cuanto a los síntomas (en aquellos casos que no se hubieran detectado durante la gestación), el niño o niña presenta la piel, los labios y los lechos de las uñas azules (cianosis) debido al déficit de oxígeno; también puede tener una respiración rápida y jadeante, irritabilidad, pérdida de peso y una piel pálida que aparece húmeda y fría al tacto. También puede presentarse dificultad para la alimentación, para respirar, cansancio, aceleración de los latidos cardíacos e hinchazón de pies y tobillos.
El diagnóstico se hace por una ecocardiografía bidimensional y dopller color o 3D, RNM (resonancia nuclear magnética), TAC (tomografía Axial Computada) o un cateterismo hemodinámico que también puede ser intervencionista. Debido al conocimiento y el avance tecnológico hoy en día el 85% de las cardiopatías congénitas se opera con un ecocardiograma sin necesidad de otro estudio más complejo que requiera anestesia general o sea más invasivo.
La cirugía precoz o temprana de alta complejidad con buenos resultados dio lugar al surgimiento de una nueva población de sobrevivientes que requieren seguimiento durante la adolescencia y la vida adulta debido a que pueden necesitar reoperaciones. Es probable que la tendencia actual determine que los pacientes adultos con CC que requieran atención superen en número a los pacientes pediátricos en las próximas décadas.
La detección prenatal (antes del nacimiento, "en la panza de la mama") de la cardiopatía congénita, junto con la derivación a un centro de alta complejidad donde pueda ser tratado por un equipo multidisciplinario y un tratamiento quirúrgico oportuno durante los primeros días o meses de la vida son los pilares fundamentales para mejorar la sobrevida de los niños con cardiopatías congénitas y así lograr disminuir la mortalidad infantil.

(*): Dr. Pablo García Delucis, Cirugía Cardiovascular Pediátrica y Adultos con cardiopatías congénitas. Clínica y Maternidad Suizo Argentina. MN 91727

09 agosto 2015

Investigadores chilenos desarrollan una terapia inmunológica contra el cáncer

Un equipo de investigadores de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) presentó el desarrollo de una terapia inmunológica contra el cáncer, que permitiría disminuir en un 70% los costos globales comparado con terapias similares y que proyecta una efectividad del 50%.
"Hemos desarrollado una vacuna con tipos de cuerpos celulares, que son células tumorales muertas, capaces de activar el sistema inmune e inducir que los animales, a los que hemos tratado, estén libres de crecimiento tumoral. Es un modelo experimental", detalló a EFE el impulsor de la iniciativa, doctor Claudio Acuña (foto).
La innovación ya finalizó su etapa preclínica y se encuentra a la espera de recaudar fondos para continuar con la etapa clínica, la que, según Acuña, se podría extender por 8 o 10 años.
El tratamiento biológico que proponen los investigadores mejora el ataque coordinado y dirigido del sistema inmunitario contra las células anómalas, también mejora las inmunoterapias y surge como una alternativa a la quimioterapia tradicional.
El proyecto, presentado en una rueda de prensa en la Fundación Imagen de Chile, en Santiago, pretende estimular al organismo para enfrentar los efectos de la enfermedad en etapas avanzadas.
"Esta inmunoterapia es accesible para un amplio espectro de pacientes con cáncer de mamas, melanoma, de pulmón, colon, próstata y otros, en las etapas avanzadas III o IV", aseguró el líder de la investigación y también director del Departamento de Biología de la USACH.
La mayoría de los tratamientos estándares contra el cáncer incluyen cirugía, quimioterapia, terapia hormonal y terapias dirigidas, tienen efectos secundarios, baja efectividad especialmente en etapas terminales y son de alto costo.
"En cambio, esta terapia no tendría efectos secundarios, no debería ser mayormente nocivo y en términos de costos, una vez que se pueda comercializar, no tendría un costo superior a los 500.000 pesos (unos 746 dólares)", sostuvo Acuña.
Según el investigador de la USACH, el tratamiento no espera revertir el cáncer, sino "mejorar la calidad de vida de los pacientes a largo plazo y generar una terapia complementaria a las convencionales que permita contrarrestar el cáncer de una forma no convencional".
El proyecto, que se basa en los efectos del antibiótico Polimixina B, al no requerir de un procedimiento previo sino que se funda en el uso de las células tumorales modificadas, busca desarrollar una vacuna que funcione de manera similar a lo que ocurre cuando se vacuna a niños.
De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud, cada año se diagnostican más de 10 millones de nuevos casos de pacientes con cáncer y en 2012 a causa de él murieron 8,2 millones de personas.

Una molécula protege al cerebro de los efectos del abuso del alcohol

Un equipo de científicos identificó una molécula capaz de prevenir los efectos que el consumo abusivo e intensivo de alcohol tiene en el cerebro.
El efecto de la molécula, denominada OEA (oleoiletanolamida), se probó en ratas y los investigadores lograron reducir la neuroinflamación y los efectos tóxicos que produce la ingesta de alcohol en el cerebro.
La responsable de este trabajo es Laura Orío, de la Universidad Complutense de Madrid, explicó a la agencia EFE que los niveles elevados de alcohol en sangre producidos por una ingesta intensiva provocan un impacto negativo en el cerebro, ya que en él se da una respuesta inmune e inflamatoria descontrolada que provoca mayor toxicidad cerebral, que afecta, entre otras áreas, a la corteza cerebral.
La molécula usada en esta investigación fue descubierta en 2001 por otro equipo de investigadores españoles, que la halló en el chocolate negro y también en el cuerpo humano, donde se genera de forma natural: se libera desde el intestino y viaja al cerebro.
Hasta ahora, esta molécula había sido estudiada en relación al apetito (lo controla).
Para este estudio, Orío y su equipo administraron a los modelos animales alcohol y la citada molécula a la vez y comprobaron que esta última es capaz de reducir la neuroinflamación exacerbada.
"Constatamos que este compuesto (OEA) tiene propiedades antiinflamatorias frente al daño cerebral", según esta científica.
En cuanto a si serviría para amortiguar la resaca, Orío relató que en este estudio no se ha comprobado esto, aunque "no es descabellado" pensar que podría tener algún efecto, ya que en estudios previos han constatado que podría actuar frente a la anhedonia (estado emocional negativo).
El siguiente paso será comprobar este efecto preventivo del daño cerebral en humanos, para lo que ya ha han empezado a reclutar a estudiantes de la UCM, detalló esta investigadora.
Si las investigaciones continúan su curso y los resultados son buenos, "en un futuro se podrá conseguir una buena terapia farmacológica para tratar cualquier tipo de abuso al alcohol".

Hacer deporte en la adolescencia reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2

La práctica habitual de ejercicio en los primeros años de la adolescencia reduce el riesgo de desarrollar diabetes en la edad adulta, según un estudio publicado por la revista británica de medicina Diabetología, que forma parte de "La Asociación Europe para el Estudio de la Diabetes" (ESAD).
La investigación, liderada por la Universidad de Exeter (Inglaterra), demostró que la actividad física tiene efectos beneficiosos sobre la resistencia de los jóvenes a la insulina, una condición que se da cuando el organismo no utiliza la hormona de forma eficiente y se desarrolla diabetes de tipo 2.
Los científicos descubrieron que, mientras el ejercicio tenía una gran impacto positivo en la salud de adolescentes de 13 años, no afectaba a la resistencia de los jóvenes de 16 a la insulina.
Estos hallazgos sugieren que la adolescencia es un segmento de edad al que hay que dirigirse de forma específica para actuar contra la diabetes.
Asimismo, los datos mostraron que los niños de 13 años más activos reducían los niveles de resistencia a la insulina en un 17%, independientemente de su grasa corporal, y que esta diferencia entre los jóvenes que practicaban ejercicio y los que no, disminuía progresivamente hasta desaparecer a los 16.
Para obtener los resultados, los expertos midieron a través de sensores de movimiento electrónicos el nivel de resistencia a la insulina de 300 niños de forma anual, desde los 9 años hasta los 16.
En el Reino Unido hay casi cuatro millones de personas que padecen diabetes de tipo 2, la más común entre los niños, una enfermedad relacionada con el aumento de la obesidad, la malnutrición y la falta de ejercicio físico; además se estima que unos 590.000 británicos aun no han sido diagnosticados.
El pasado abril, los científicos del Instituto de Salud Infantil de la Universidad pública británica "University College London" advirtieron de que el Reino Unido es el país europeo donde más gente joven muere a causa de la diabetes.
Brad Metcalf, investigador en la "Escuela de deportes y ciencias de la salud" de la Universidad de Exeter, apuntó que el estudio proporciona importantes hallazgos para la reducción de la resistencia a la insulina, que se ha elevado drásticamente entre los 9 y los 13 años y, a partir de esa edad, cae en la misma medida hasta los 16.
"Nuestro estudio encontró que la actividad física reduce la enfermedad en los primeros años de la adolescencia pero no tuvo ningún impacto sobre los jóvenes de 16", explicó Metcalf.

El servicio británico de salud publico usará perros para detectar cáncer

El servicio público de sanidad del Reino Unido (NHS) confirmó que pondrá en marcha un proyecto piloto para mejorar la detección temprana del cáncer de próstata a través del olfato de perros.
La medida fue adoptada después de que un estudio preliminar del Hospital Universitario de Milton Keynes indicase que perros especialmente adiestrados pueden detectar en la orina el cáncer de próstata en un 93 por ciento de casos.
El proyecto será desarrollado por la Organización no Gubernamental "Perros de Detección Médica", que colabora desde hace años con el NHS y otras universidades en esta área de investigación sobre la prevención y diagnóstico del cáncer.
Sus responsables confían en que este tipo de pruebas ayude a corregir los errores del llamado análisis del Antígeno Prostático Específico (PSA, por sus siglas en inglés), una prueba que sirve para determinar si un paciente necesita una biopsia.
No obstante, el PSA presenta una alta tasa de "falsos positivos" y los pacientes son sometidos innecesariamente a "procedimientos invasivos", explicó el urólogo del Hospital Universitario de Milton Keynes, Iqbal Anjum.
"En los últimos años ha habido muchas informaciones anecdóticas que sugerían que los perros podrían ser capaces de detectar el cáncer a partir del olor del tumor", señaló el experto a la agencia de noticias británica PA.
Según Anjum, las "moléculas volátiles" asociadas a los tumores se expulsan después a través de la orina del enfermo, lo que genera "muestras fáciles de obtener y de examinar".
La ONG "Perros de Detección Médica" fue creada en 2008 por la doctora Claire Guest, cuyo perro "Daisy" detectó en 2009 que ella misma tenía cáncer de mama.
"El Reino Unido tiene una de las peores tasas de detección temprana de cáncer en Europa. El NHS tiene que ser más valiente a la hora de introducir métodos nuevos e innovadores para detectar el cáncer en sus primeras etapas", declaró Guest.
La experta aseguró que los citados canes "tienen tasas de fiabilidad más altas que las de cualquier otra prueba".
"Sabemos que tienen un sentido de olfato extraordinario -agregó Guest-. Pueden detectar partes en un trillón, lo cual equivale a una gota de sangre en dos piletas olímpicas".

27 julio 2015

La importancia de la lactancia materna durante el primer año de vida

Cuando un bebé llega al mundo los primeros meses de vida son fundamentales para la construcción del vínculo con su madre, la adquisición de hábitos saludables y el fortalecimiento de sus órganos. En tal sentido la lactancia materna juega un rol fundamental. Por eso es importante concientizar acerca de los beneficios de la leche materna y los derechos de las madres y sus bebés en un momento tan importante de sus vidas.
La leche materna es considerada el alimento ideal para los primeros meses de vida ya que ofrece nutrientes que favorecen el crecimiento saludable e incluso disminuye los riesgos de contraer ciertas enfermedades o infecciones. Tan beneficiosa es su ingesta que para analizar el crecimiento de un niño se toma como parámetro la curva de crecimiento del que es alimentado a pecho.
El primer año de vida es el de mayor crecimiento durante la infancia. En líneas generales el niño crece alrededor de 20 centímetros el primer año. Además los órganos comienzan a madurar, con lo cual crece la demanda de nutrientes. Por eso resulta importante que, siempre que sea posible, el niño reciba durante los primeros seis meses lactancia materna exclusiva (recibe vitamina D como complemento y en los casos de dietas insuficientes recibe sulfato ferroso o hierro polimaltosato como profilaxis de la anemia fisiológica del recién nacido) y luego incorpore alimentos adicionales que refuercen los nutrientes y hierro que necesita para crecer sano. De todas formas es preciso consultar con los pediatras puesto que cada niño puede necesitar cuidados o indicaciones especiales.
También el amamantar propicia un vínculo entre la madre y el hijo que algunos estudiosos creen puede impactar positivamente en la autoestima e independencia del niño. Además hay evidencia de que existe una relación entre la lactancia y el desarrollo intelectual y cognitivo del niño. Pero la lactancia no es sólo beneficiosa para el bebé, lo es también para la madre. Investigaciones al respecto ponen de manifiesto que las mujeres que dan el pecho recuperan más rápido su peso, tienen una remineralización ósea más rápida e incluso en la etapa postmenopáusica ayuda a disminuir la frecuencia de fracturas de cadera al mismo tiempo que reduce el índice de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, hiperlipidemias y diabetes.
Otro aspecto importante es la atención sanitaria y su influencia en el crecimiento infantil. El rol del profesional sanitario es fundamental ya que es quien debe promocionar la lactancia, mediar entre las madres y sus bebés y enseñar cómo dar el pecho.  En este sentido es fundamental que los padres tengan en claro qué deben esperar de los centros médicos, clínicas u hospitales y de los profesionales sanitarios. Conocer en qué medida deben ayudarlos les permitirá estar atentos a recibir todas las indicaciones y recomendaciones necesarias para saber cómo actuar cuando la familia vuelva a su casa y ya no cuente con el acompañamiento de los profesionales.
Al respecto debemos tener en cuenta que todos los servicios de maternidad y atención a los recién nacidos deben disponer de una política por escrito acerca la lactancia natural, la misma debe estar disponible y bajo conocimiento de todo el personal de atención sanitaria. Sobre el personal sanitario, sus responsabilidades son:
. Informar a las embarazadas sobre los beneficios de la lactancia natural.
. Fomentar la lactancia a demanda.
. Enseñar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia si deben separarse de sus hijos.
. Ayudar a iniciar la lactancia durante la primera hora posterior al nacimiento..  Explicar a las madres que existen Grupos de Apoyo y aconsejarles ponerse en contacto una vez que se retiren del hospital.

(*): Dr. Fernando Lamas, MN° 82404. Red de Pediatras "Niños sanos, niños felices".

21 julio 2015

Cirugía laparoscópica: alrededor del 90% de las operaciones abdominales se realizan por esta vía

La cirugía laparoscópica es uno de los avances más importantes en cirugía de los últimos años. Al evitar las grandes heridas abdominales, impide que el paciente adquiera infecciones o hernias posteriores.Permite una menor agresión y una rápida recuperación.
- ¿Qué es?
- Es una manera de realizar operaciones intra abdominales mediante la colocación, a través de pequeños orificios, de un telescopio muy fino que tiene en su extremo una cámara de video. Esta video cámara, permite observar toda la cavidad abdominal y  los órganos afectados, en un monitor de TVde gran definición que aumenta hasta 16 veces la capacidad del ojo humano.Para lograr el espacio necesario en el abdomen, mediante una aguja se insufla un gas (anhídrido carbónico) a una presión controlada por un aparato mientras que por pequeños orificios se introducen instrumentos quirúrgicos diseñados. De este modo, se interviene a la persona sin necesidad de abrir el abdomen.
- ¿Qué ventajas tiene con respecto a la cirugía convencional?
- Al evitar las grandes heridas abdominales se logra una menor agresión al paciente, menor dolor post operatorio, rápida recuperación, mayor confort, una internación más corta, un excelente resultado estético y un reintegro rápido a sus tareas laborales.
- ¿Es posible lograr los mismos resultados por laparoscopía que en la forma convencional?
- Si. Los resultados terapéuticos son iguales, o mejores, que con la cirugía tradicional. Lo que se realiza dentro de la cavidad abdominal, es exactamente igual que si la hubiéramos abierto. Esto se debe a la utilización de instrumentos muy delgados que ingresan por los orificios y que permiten realizar todas las maniobras necesariaspara llevar a cabo la operación. Los instrumentos se van modernizando constantemente, por ejemplo en la actualidad hay instrumentos que por vía laparoscópica son capaces de cortar y coser al mismo tiempo un órgano como el estómago o el colon.
- ¿Qué tipo de operaciones se pueden realizar por laparoscopía?
- Alrededor del 90% de todas las operaciones abdominales pueden ser realizadas por esta vía. Esto abarca la totalidad de los órganos, tales como hígado, páncreas, esófago, estómago, colon, bazo así como los problemas de la pared abdominal (hernias). En muchos casos, las ventajas demostradas, indican que determinadas operaciones deban ser realizadas con esta modalidad. Sus indicaciones abarcan tanto enfermedades benignas como  malignas.
- Entonces ¿Qué enfermedades deben operarse por vía convencional?
- Los trasplantes de órganos (receptor), los heridos por arma de fuego y los traumatismos con hemorragias que descompensen al enfermo. Es aceptable también, que determinadas operaciones que requieran alta tecnología para ser realizadas por laparoscopia, sean operadas en forma convencional en medios que no estén preparados, o no tengan la experiencia suficiente para ofrecer garantía en los  resultados.
- ¿Es la cirugía laparoscópica de menor magnitud que la convencional?
- No. El tratamiento de la enfermedad que dio origen a la operación es el mismo. Sus implicancias y pronóstico no cambian si se opera de una u otra forma. El tratamiento de una peritonitis por via laparoscópica es de tanto cuidado post operatorio como si se hubiera operado en forma convencional,  y el pronóstico de una operación por cáncer (ejemplo colon) no cambia en función de la técnica empleada. Pero, al evitar las grandes incisiones,  la agresión contra la pared abdominal es muchísimo menor y se evitan las complicaciones  tales como, infecciones o hernias. Por eso las denominamos “cirugías mini invasivas”.
- ¿Es una cirugía segura?
- Sí. Es tan segura como la convencional. Para realizarla los cirujanos deben capacitarse en esta técnica y estar permanentemente informados de nuevos avances y alcances. La Asociación Argentina de Cirugía, a través del Comité de Cirugía Videoendoscópica y Mininvasiva capacita a sus cirujanos y vela por su correcta aplicación. Es por ello que es importante que el paciente se informe sobre las acreditaciones de su cirujano al momento de operarse.

Asesoró: Dr. Ricardo Torres- Presidente de la Asociación Argentina de Cirugía. Medico-Cirujano. MN 49017- MP 1094