22 noviembre 2014

La dieta mediterránea, alternativa a la malnutrición y la obesidad

La dieta mediterránea se alzó como sólida alternativa a la malnutrición y la obesidad, por beneficiosa al basarse en alimentos frescos y evitar grasas saturadas, en la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2) celebrada en Roma, Italia.
Se trata de una dieta equilibrada, compuesta por alimentos naturales y sanos, basada principalmente en ingredientes de origen vegetal, como cereales, aceite de oliva, frutas y verduras o vino, aunque también incluye carne y lácteos bajos en grasas.
Unas virtudes reconocidas por la Unesco, que la considera un bien Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y ensalzadas por la Reina Letizia en su discurso pronunciado en la FAO ante 170 representantes internacionales.
"La dieta mediterránea tradicional es una dieta sana", explicó a EFE el director de Nutrición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Francesco Branca, que además de los ingredientes saludables destacó el particular modo de comer de los países mediterráneos, con varias personas conversando en torno a una mesa y que se ven unidas por una "cultura gastronómica común".
Una dieta sana es, para la OMS, la mejor manera de luchar contra todas las formas de malnutrición, que amenazan la salud pública a nivel mundial.
De hecho, el motivo de estudiar la dieta mediterránea fue que, alrededor de la década de los cincuenta del pasado siglo, diferentes expertos internacionales quisieron ahondar en las razones por las que los países mediterráneos tenían menos enfermedades cardíacas y que resultaron estar en el generalizado uso del aceite de oliva.
La grasa principal es el aceite de oliva, el ingrediente que marca la diferencia de esta dieta y es que las culturas del mar Mediterráneo utilizan el "oro líquido" en lugar de otras grasas saturadas, un ingrediente que tiene una calidad mayor y mantiene bajo control los riesgos cardiovasculares.
El vino, considerado como la bebida histórica del Mediterráneo, es el acompañamiento natural del menú típico del sur de Europa, una bebida "nutriente, antioxidante, purgante y diurética" que consumían tradicionalmente los campesinos en sus comidas.
El distintivo del vino incluido en esta dieta, que suele ser tinto, es su baja graduación de alcohol y "el modo en que se consume", de manera natural junto con la comida, como una parte más del menú.
Además de ser naturales, los alimentos de la dieta Mediterránea, que fundamentalmente se considera propia de España, Italia, Grecia y Marruecos, son "mínimamente procesados", los azúcares no son refinados y la carne se consume de manera poco frecuente, normalmente una vez a la semana.
Unos hábitos alimenticios que, sin embargo, eran propios de los años cincuenta pero no lo son tanto actualmente.
Hoy en día, la OMS sostiene que la gente consume comida con demasiada carga calórica, grasas saturadas y trans, con exceso de azúcar y sal y con escasez de frutas, verduras y fibra.
Así, Braca estima que las culturas mediterráneas pasaron a creer que los alimentos propios de los países ricos "son mejores que los cocinados por nuestras madres".
Un cambio en el que también influyeron los hábitos de la vida propia del siglo XXI, que obliga a comer fuera de casa, tiene una elevadísima oferta de restaurantes de comida rápida y, además, es sedentaria.
Aunque Braca consideró que no se puede ir atrás ni pretender retomar la gastronomía propia de hace 65 años, sí defendió que se puede fomentar este tipo de alimentación, con productos de buena calidad.
Una idea que compartió la Reina Letizia en su discurso, en el que manifestó el compromiso de España por "fomentar la sostenibilidad de la dieta mediterránea tradicional como parte integral de un estilo de vida saludable y equilibrado" que debe combinarse con "hacer ejercicio de forma regular y moderada".

María Salas Oraá -  EFE.

09 noviembre 2014

El 71% de cocainómanos tiene afectación cardiaca pero no presenta síntomas

El 71 por ciento de las personas que consumen cocaína presenta algún tipo de afectación leve en el corazón aunque no presenta síntomas, una anomalía que si se agrava puede provocarles un infarto o muerte súbita y que podría revertir al dejar de consumir esta droga.
Estas son algunas de las conclusiones de un estudio, presentó en Valencia (España), que consiguió cuantificar la magnitud del efecto que el consumo de cocaína produce en el sistema cardiovascular y detectarlo en pacientes asintomáticos por medio de sofisticadas técnicas de imagen.
En el estudio, en el que fueron incluidos 94 personas (81 de ellas hombres) con adicción a la cocaína pero sin síntomas de enfermedad cardiaca, participan el Grupo Médico Eresa, tres hospitales valencianos y uno de Londres y fue publicado en la revista científica "Journal of Cardiovascular Magnetic Resonance".
Es la primera investigación de estas características que analiza de forma global todas las cavidades del corazón y la aorta en pacientes asintomáticos.
La cardióloga Alicia Maceira, coordinadora de esta investigación y de la Unidad de Imagen Cardiaca de Eresa, aseguró a EFE que los datos preliminares son "esperanzadores", ya que al dejar de consumir cocaína en la fase inicial de la enfermedad "sí que revierte el daño miocárdico y se normaliza la función del corazón".
Tras utilizar una técnica de imagen de cardio-resonancia magnética con un equipo de alto campo de 3 teslas (CRM-3T), se estudió el tamaño y la función del corazón de las personas que participaron en la investigación y se ha podido detectar daños leves muy localizados en el miocardio en el 71 por ciento de ellos.
Una segunda fase del estudio intentará determinar cuales son los factores que condicionan la afectación cardiaca en los cocainómanos, qué factores de consumo (vía, dosis o años de ingesta) influyen en su aparición o si la enfermedad es reversible cuando dejan de consumir cocaína y tienen un manejo cardiológico adecuado.
En una tercera fase, se pretende estudiar por medio de coronariografía no invasiva (CTC) el efecto del consumo de cocaína en las coronarias de sujetos adictos no fumadores, adictos fumadores y fumadores no consumidores de cocaína.
El perfil del paciente estudiado es el de personas que acudieron a alguna Unidad de Conducta Adictiva (UCA) de Valencia buscando la deshabituación de su adicción a la cocaína.
Según Maceira, el objetivo del estudio es poder decir a las personas que quieren dejar de consumir cocaína que hay un factor pronóstico que aconseja que acudan a ver a un cardiólogo aunque estén asintomáticas.

ONUSIDA destaca avances de Latinoamérica

Latinoamérica mostró avances importantes en la cobertura de tratamiento contra el VIH y en medidas de prevención, pero debe intensificar sus esfuerzos para que en el 2020 se acerque a la detección del 90% de las personas que viven con el virus.
Así opinó el director regional de ONUSIDA para América Latina, César A. Núñez en una entrevista con Efe en Costa Rica, donde participa en una reunión privada anual de los gerentes de ONUSIDA para América Latina y el Caribe.
"América Latina ha mostrado avances importantes en los últimos años, especialmente en el tema de tratamiento. Casi en todos los países hay entrega de tratamiento y nos queda el desafío de llevarlo a todos los que lo necesitan", expresó Núñez.
El representante de ONUSIDA dijo que en la actualidad, se calcula que en Latinoamérica se identificaron al 70% de las personas que viven con VIH y que la meta de la Agenda Post 2015 es subir hasta el 90% al año 2030, como máximo.
"La intensidad a lo largo de 15 años no va a ser igual, por eso estamos llamando a que los próximos 5 años sean los testigos de una intensificación del esfuerzo. Tenemos que identificar a todos los que viven con VIH y aún no lo saben. Una vez identificadas hay que entregarles tratamiento y luego lograr que tengan una carga viral indetectable", afirmó.
Núñez explicó que ONUSIDA ha fijado las "metas 90-90-90", que significa lograr identificar al 90% de quienes viven con VIH, darle tratamiento al 90% de ese grupo, y que de ellos, el 90% ya no sea transmisor del virus, es decir que lleguen a tener la carga viral indetectable.
Para el experto, en la actualidad Latinoamérica es la región "más adelantada del mundo" en el tema de entrega de tratamiento y que tiene la posibilidad de eliminar pronto la transmisión del virus de la madre al niño.
Sin embargo, entre los grandes desafíos de la región se encuentran la prevención y la erradicación de la discriminación y del estigma que sufren las personas que viven con el virus, especialmente las personas de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gay, Bisexual y Transexual).
Núñez aseguró que las personas del grupo LGBT tienen una alta vulnerabilidad a contraer el virus y que por ello es necesario que los Gobiernos de la región establezcan acciones dirigidas a esta comunidad, como ya lo han hecho Argentina y Brasil, y a lo que se encamina Costa Rica.
"En América Latina la epidemia sigue siendo predominante en hombres que tienen sexo con otros hombres, quienes representan una proporción importante de los casos. Las mujeres transgénero también tienen condiciones de vulnerabilidad que les coloca en desventaja frente a otros colectivos y reportan tasas altas de infección", afirmó.
Núñez dijo que la cultura latinoamericana tiende a estigmatizar y discriminar a las personas LGBT, por lo que muchas veces no se acercan a practicarse un examen, a buscar información, o a recibir tratamiento.
Otro tema al que debe prestarle atención Latinoamérica es a la educación sexual a los jóvenes, ya que además de prevenir el VIH, también combate otros flagelos como el embarazo adolescente, que representa el 20% de las mujeres embarazadas de la región, dijo Núñez.
Datos de ONUSIDA del 2013 indican que en Latinoamérica 1,3 millones de personas viven con el VIH y que ese año hubo 94.000 nuevas infecciones, de las cuales 1.800 fueron niños.
La cobertura de tratamiento de las personas con VIH es del 45%.

Douglas Marín - EFE.

Encuentran una posible clave para reparar corazones dañados

Una investigación llevada a cabo por científicos del Salk Institute de California encabezada por el español Juan Carlos Izpisúa encontró la clave para reparar corazones dañados, de momento en ratones.
Los científicos, que publicaron su trabajo en la revista Cell Stem Cell, consiguieron reparar los corazones bloqueando cuatro moléculas que son capaces de inhibir los programas para la regeneración de órganos, lo que abre la puerta a nuevos tratamientos para enfermedades cardíacas.
El Hospital Clínic de Barcelona, que participó en este proyecto internacional a través del doctor Josep M. Campistol, se plantea la traslación de estos resultados a pacientes con cardiopatías severas e irreversibles.
La investigación sugiere que, aunque por norma general los mamíferos adultos no son capaces de regenerar los tejidos dañados, éstos pueden retener una capacidad latente que está presente durante el desarrollo embrionario.
El grupo de Izpisúa, en el que colabora Campistol, lleva mucho tiempo tratando de descubrir los elementos que controlan y ponen en marcha la regeneración en organismos que son capaces de llevarla a cabo.
"Sabemos que este tipo de estudios requieren tiempo y de muchas fases, pero estos resultados nos sitúan en un escenario sin precedentes. Hay que seguir trabajando", dicen.
El laboratorio de Izpisúa fue pionero en identificar muchas moléculas esenciales que definen el desarrollo de los vertebrados.
En 2003 el grupo identificó las señales responsables de la regeneración del corazón de pez cebra y en el 2010 describió en un artículo publicado en la revista Nature cómo se llevaba a cabo ese proceso.
Ese estudio reveló que las células cardíacas tienen capacidad de convertirse en células más inmaduras, similares a las células precursoras del corazón, lo que les permite multiplicarse y regenerar el tejido dañado.
"Para este trabajo nos hemos centrado en los resultados obtenidos con el pez cebra y hemos pensado que si ellos saben cómo regenerar tejidos, debe haber algo que nos puedan enseñar", dice Aitor Aguirre, otro de los científicos del proyecto.
El siguiente paso que se plantean ahora los científicos es pasar a otro tipo de animales y comprobar si la reprogramación regenerativa puede funcionar en ellos.

Científicos japoneses logran crear ratones transparentes

Un equipo de científicos japoneses ha logrado crear ratones transparentes lo que, según explican, permite observar sus órganos y estudiar la evolución de enfermedades como el cáncer o la diabetes sin la necesidad de diseccionar.
El equipo, compuesto por investigadores de la Universidad de Tokio y del prestigioso instituto de investigación Riken, logró tornar los ratones transparentes tras administrarles un compuesto químico.
"Este avance tendrá usos en muchos campos, incluida la investigación sobre los efectos y la evolución del cáncer sobre distintos órganos", dijo, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo, Kazuki Tainaka, coautor del ensayo que ha recogido la revista científica estadounidense Cell.
El proceso consiste en introducir progresivamente a través de los vasos sanguíneos de los órganos de los ratones un cóctel de sustancias químicas, apodado CUBIC, que decolora con éxito la sangre.
Al exponer los órganos al CUBIC entre 10 y 14 días, el equipo logró volver transparentes vísceras concretas y ratones adultos enteros.
Aunque la tecnología para tornar transparentes fetos de ratón y el cerebro de ratones adultos ya estaba disponible, hacerlo con ratones adultos enteros y con órganos que contienen grandes cantidades de sangre ha supuesto un reto complejo hasta ahora.
El proceso también se puede utilizar para resaltar grupos concretos de células.
Por ejemplo, explica el equipo, si se marcan las masas de células productoras de insulina en el páncreas de un ratón diabético y se hace que el resto del órgano sea transparente, se podría observar el proceso por el cual este tipo de células se reduce en número debido a la enfermedad.

26 octubre 2014

La reducción de un gramo en el consumo de sal evita 2 mil muertes y 13 mil ACV al año

Con motivo de celebrarse el Día Mundial del Accidente Cerebrovascular (ACV), el próximo miércoles 29, el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, recordó que en Argentina representa la primera causa de invalidez y provoca 18.000 muertes anuales. Los factores de riesgo de ACV se asocian a la hipertensión, los altos índices de colesterol, el tabaquismo, la diabetes, el sobrepeso y el sedentarismo.
"Por cada gramo de sal que reducimos en el consumo diario de la población estamos evitando 2000 muertes anuales y 13.000 ACV", señaló el director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, Sebastián Laspiur.  "Ocho de cada diez ACV se presentan en pacientes hipertensos: si reducimos tres gramos el consumo de sal diario, evitaríamos en 2020 más de 100.000 ataques cerebrovasculares", remarcó.
En nuestro país, el promedio de consumo de sal diario por persona es de 11 gramos, más del doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es 5 gramos diarios.  La III Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) mostró una disminución entre 2009 y 2013 del porcentaje de población que agrega sal a las comidas después de la cocción, pasando del 25,3 al 17,3 por ciento. A su vez aumentaron los controles de presión arterial, el 92,7 por ciento de los adultos se realizaron un chequeo en los últimos dos años.
Por medio de la iniciativa "Menos Sal Más Vida",  puesta en marcha en 2010, la cartera sanitaria nacional promueve la reducción del sodio en alimentos procesados a través de acuerdos con la industria alimenticia y panaderías artesanales. En este sentido,  se llevan firmados convenios de reducción voluntaria con 57 empresas líderes en el sector alimentario, que involucran a 579 productos procesados (cárnicos, lácteos, farináceos, sopas y conservas).
Por otra parte, el consumo de tabaco aumenta cuatro veces su riesgo de padecer un evento cerebrovascular. Un dato alentador que se desprende de la última ENFR, es que no solo está en descenso la población que fuma, sino también la exposición al humo de tabaco ajeno en lugares de trabajo, bares y restaurantes e inclusive en el hogar. El consumo de tabaco pasó de 27,1 por ciento en 2009 al 25,1 en 2013, en tanto la exposición al humo de tabaco de terceros se redujo del 40,4 al 36,3 por ciento, en el mismo período, según la ENFR, cuyos resultados fueron anunciados en septiembre pasado.
"En los últimos 10 años 900 mil personas abandonaron el cigarrillo", detalló Laspiur y agregó que "la reglamentación de la Ley Nacional de Control del Tabaco nos abre nuevas oportunidades para profundizar esta tendencia".

Características del accidente cerebrovascular

El accidente cerebro vascular (ACV) se produce cuando el flujo de sangre es obstruido. Existen dos tipos de ataque, el isquémico y el hemorrágico. El 75 por ciento de los ACV se producen por eventos de tipo isquémico y se dan ante la formación de coágulos de sangre en las arterias que nutren al cerebro o cuando un coágulo que se generó en otra parte del cuerpo se instala en el cerebro. Los de tipo hemorrágico, provocan sangrados en el interior del cerebro o las capas que lo rodean ante la rotura de un vaso sanguíneo.
Un ACV produce súbitamente algunos síntomas. Ante su detección, la atención médica inmediata aumenta las posibilidades de recuperación y disminuye la probabilidad de secuelas. Cada minuto transcurrido es crucial para prevenir los daños del ataque sobre la actividad motora del cuerpo, el lenguaje, la visión, la actividad psíquica y, en última instancia, la muerte. Algunos de los síntomas que pueden presentarse son:
• Adormecimiento de una parte del cuerpo (la mitad de la cara, un brazo o una pierna)
• Dificultades para hablar y comprender
• Pérdida total o parcial de la visión
• Dificultad para caminar o pérdidas del equilibrio y coordinación
• Fuertes dolores de cabeza (más intensos que una migraña corriente)
Algunas recomendaciones para ayudar a una persona que sufre un evento cerebro vascular son evitar que se quede dormida, no suministrarle fármacos que puedan bajarle la presión y, en el caso de los diabéticos, controlarle el nivel de glucosa en sangre. Para reconocer si se trata de síntomas de un ACV se puede solicitar a la persona que sonría, levante ambos brazos y repita una frase simple, observando si tiene dificultades para cumplir con alguna de estas consignas.
En ocasiones las obstrucciones en las arterias del cerebro son pasajeras y los síntomas se manifiestan por breves períodos de tiempo, si bien los ataques transitorios no producen daños permanentes, es necesario controlarlos y advertir la posibilidad de un evento mayor.

20 octubre 2014

¿Qué es la artritis psoriásica?

La artritis psoriásica es un padecimiento inflamatorio, cuyos síntomas más visibles –los parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas, con prurito o dolor asociados con la psoriasis– tienden a minimizar o adjudicarle a otras causas tanto el dolor como la progresiva pérdida de movilidad en las articulaciones de las manos, pies, muñecas, tobillos y rodillas.
En más de la mitad de los casos, la artritis psoriásica se presenta en promedio entre siete y doce años después de la aparición de las placas en la piel, por lo que los pacientes tienden a recurrir primero a un dermatólogo –de hecho, se estima que un 25% de los pacientes que reciben los dermatólogos se auto refieren a estos especialistas. Además, un alto porcentaje de pacientes demora mucho tiempo en reportarle al dermatólogo sus otras molestias, incluyendo la rigidez y el dolor en las articulaciones; la hinchazón de los dedos; la fatiga; la inflamación y el enrojecimiento de los ojos o problemas de visión borrosa; e incluso los dolores abdominales, diarrea, inapetencia y vómitos que pueden llegar a ocurrir si la enfermedad llega a afectar el área intestinal.
El impacto en la calidad de vida de la artritis psoriásica es similar al que sufren los pacientes con artritis reumatoide, quienes ven afectada de manera importante su función física. Además, estudios recientes demuestran que la artritis psoriásica se asocia con problemas de obesidad y un aumento del riesgo cardiovascular; y se ha observado un incremento del 59 al 65% en la tasa de mortalidad de los pacientes con artritis psoriásica en comparación con pacientes sanos.
Teniendo en cuenta que alrededor del 40% de los pacientes con psoriasis desarrollan artritis psoriásica, se recomienda a los pacientes que bajo cuidado de un dermatólogo que comenten la totalidad de sus síntomas y analicen con su médico la posibilidad de consultar también a un reumatólogo, quién podrá diagnosticar correctamente la artritis psoriásica.
En el 40% de los casos, los pacientes tienen una historia familiar de artritis psoriásica, por lo que para el diagnóstico, el reumatólogo debe tomar en cuenta los síntomas e historia médica del paciente y sus familiares cercanos, y realizar exámenes físicos, sanguíneos y de imágenes, incluyendo rayos X.
Existen diferentes guías de tratamiento para esta patología. En este caso, las terapias biológicas recomendadas constituyen una fuente de esperanza para los pacientes; especialmente tras el desarrollo de una innovadora molécula, certilozumab pegol, que otorga una respuesta rápida y sostenida en el tiempo. Esta nueva opción ya ha sido aprobada en Argentina y Chile, además de por la FDA de Estados Unidos y la EMA de la Unión Europea, y se encuentra en proceso de aprobación en el resto de América Latina. Una de las características estudiadas en este compuesto en particular es su rapidez de acción, con resultados dentro de las primeras doce semanas.
"Es una enfermedad que si no es diagnosticada y tratada a tiempo lleva a la destrucción de las articulaciones, dolor crónico, incapacidad, perdida laboral, y pérdida importante de la calidad de vida. El diagnóstico temprano es un punto fundamental: cuanto más temprano se trata la enfermedad, mejor es el pronóstico. En este sentido, hay mayor conocimiento de parte de los dermatólogos para interrogar y advertir a los pacientes sobre la presencia de dolores articulares. Tambien hay cuestionarios de autoadministración que permiten detectar la artritis precozmente en pacientes con psoriasis", comentó el Dr. Enrique Soriano, Jefe de Reumatología del Hospital Italiano.