La importancia de la nutrición del bebé y la mamá

Del 1 al 7 de agosto más de 170 países celebran la Semana Mundial de la Lactancia Materna (o natural). El objetivo de esta semana es fomentar su práctica y así mejorar la salud de los bebés de todo el mundo, previniendo enfermedades.
La lactancia materna es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La Organización Mundial de la Salud la recomienda como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad y de ser posible, continuar junto con los otros alimentos hasta los dos.
Se considera que la leche materna es el mejor alimento para el recién nacido, ya que permite su crecimiento armonioso en los primeros meses de vida y lo protege de futuros trastornos metabólicos. Además, contiene numerosos compuestos con propiedades capaces de eliminar agentes patógenos (1) sobre crecimiento de población bacteriana intestinal. Muchos de estos compuestos de la leche materna también estimulan la maduración del sistema inmune del lactante.
Algunos de los factores protectores se encuentran en mayores concentraciones en el calostro y la leche de transición que en la leche madura, lo que representa una ventaja debido a que los recién nacidos son más frágiles durante el periodo post parto.
Los requerimientos del recién nacido durante los primeros meses de vida son más importantes y específicos que en cualquier otra etapa de la vida. El rápido crecimiento de los lactantes que doblan su peso en tan solo 4 a 5 meses después del nacimiento, está también relacionado con la gran cantidad de nutrientes aportados por la leche materna, la cual constituye el mejor alimento durante este periodo.
La leche materna tiene una composición nutricional única que cambia con el tiempo para apoyar al recién nacido en sus adaptaciones fisiológicas a la vida extrauterina y responder a sus necesidades de crecimiento. De allí su importancia.
Por todo esto, es clave incrementar la intervención educativa sobre la lactancia materna en todos los niveles, centros de atención de todo el país de modo que las madres se concienticen sobre el rol fundamental que la lactancia cumple.
Otro factor esencial en este momento de la vida, es la alimentación de la mamá, la cual tiene que ser equilibrada y tener en cuenta ciertos tips nutricionales:
- Realizar 4 a 5 comidas diarias
- Beber diariamente 3 litros de líquido. Por ejemplo: agua, agua saborizadas, caldos de verduras, infusiones, licuados, etc.
- Cocinar en forma sencilla como puede ser al vapor, cacerola o al horno para evitar la pérdida de nutrientes de los alimentos.
- Evitar los fritos.
- Utilizar condimentos suaves.
- Controlar la ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares, productos de panadería, copetín, fiambres, embutidos, manteca y crema.
- Consumir productos lácteos descremados, leche, yogurt y quesos como fuente de calcio y proteínas de buena calidad.
- Consumir carnes magras y huevo como fuentes de hierro y proteínas.
- Incorporar todo tipo de vegetales y frutas. Si son crudas poseen gran cantidad de fibras, vitaminas y minerales, y en caso de cocinarlas hacerlo al vapor para evitar la pérdida de vitaminas.
- Incorporar alimentos con fibra como panes con semillas, avena, salvado, cereales integrales y legumbres.

Fuente: Licenciada Liliana Grimberg - Nutricionista Dietista (Mat. 978) del Centro Terapéutico Máximo Ravenna.
(1): Aquella entidad biológica capaz de producir enfermedad o daño en la biología de un huésped, causando enfermedades.

La epidemia de VIH-SIDA se expande en todo el mundo entre los gays

El número de contagios con el virus del VIH-SIDA entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres está creciendo en todo el mundo, una tendencia mundial que debería hacer sonar la voz de alarma sobre la capacidad de controlar la epidemia.
"Hay una tendencia global que es el crecimiento de la epidemia entre los gays, entre los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres. Está ocurriendo en todas las regiones sin excepción alguna", afirmó en una entrevista con la agencia EFE Luiz Loures, director ejecutivo adjunto de ONUSIDA, la agencia de Naciones Unidas que lucha contra la enfermedad.
Las razones para que esto ocurra son varias e interrelacionadas entre sÍ.
Por un lado cada vez más los hombres tienen relaciones sexuales desprotegidas, "porque la nueva generación no ha vivido la epidemia de los años ochenta".
Por otro lado, existe y funciona el tratamiento con antirretrovirales y por lo tanto no se percibe el miedo a la muerte tras el contagio de la enfermedad.
"Existe cierta complacencia con la enfermedad, lo que es muy peligroso porque ésta puede ser mortal", alertó Loures.
Otro aspecto que incide en el aumento de casos es el hecho de que, según algunos estudios, el 60 por ciento de los encuentros sexuales se dan tras un contacto en internet.
"Debemos desarrollar la manera de poder hacer prevención en esos 'dates sites'", asumió Loures, indicando que por ahora poco se ha avanzado en ese proceso.
Otro de los problemas ligados a la prevención es el hecho de que exista una gran movilidad en la comunidad gay.
El director ejecutivo adjunto de ONUSIDA participó en la presentación en Ginebra (Suiza) del informe anual de la institución, en el que se destaca que en general los contagios descendieron.
En 2013 entre 1,9 y 2,4 millones de personas (2,1 millones de media) contrajeron el virus.
Quince países concentraron el 75 por ciento de los nuevos contagios: Brasil, Camerún, China, Estados Unidos, India, Indonesia, Kenia, Mozambique, Nigeria, Rusia, Sudáfrica, Tanzania, Uganda, Zambia y Zimbabue,
Los contagios por el virus descendieron en 2013 un 38% respecto a 2001, una caída que fue aun mayor entre la población menor de edad, con una caída del 58%.
En 2013, unos 240.000 niños se infectaron con el virus, respecto a los 580.000 que lo contrajeron en 2001.
En el lado opuesto, se encuentra el acceso al tratamiento.
El informe pone de relieve que mientras el 38 por ciento de los adultos recibe tratamiento antiretroviral, sólo el 24 por ciento de los niños accede a él.
"Los tratamientos actuales no son adecuados para niños. La cantidad, el sabor, el tipo. Es muy difícil lograr que los niños lo tomen", explicó Mariangela Simao, directora de género y prevención de ONUSIDA.
"Estamos trabajando para desarrollar nuevos tratamientos más adecuados para niños pero es difícil, porque cuanto más descienden los contagios de niños, menos interés ven las farmacéuticas en desarrollar un producto para un mercado que merma", agregó Simao.
Con respecto a la población en general, en 2013 unos 12,9 millones de personas pudieron tener acceso a los antiretrovirales, lo que representa un 37% (entre un 35-39%) de todas las personas que conviven con el virus.
Con respecto a los fallecimientos, desde el pico registrado en 2005, las muertes cayeron un 35%.
El año pasado 1,5 millones de personas (1,4 millones y 1,7 millones) murieron por causas relacionadas con el sida en comparación con 2,4 millones en 2005.
En la actualidad entre 33,2 y 37,2 millones de personas (35 millones) sobreviven infectados con la enfermedad.
Sin embargo, ONUSIDA estima que 19 de las 35 millones de personas que viven con el virus desconocen que son seropositivas.
"Si se acelera la lucha de ahora hasta 2020 podremos avanzar hacia el fin de la epidemia en 2030, de lo contrario, nos arriesgamos a prolongar una década o más".
Desde el principio de la epidemia, cerca de 78 millones de personas (entre 71 y 87 millones) se infectaron con el virus y unos 39 millones (35-43) murieron a causa de la enfermedad.

EFE.

Espirometría: conozca rápidamente la salud de sus pulmones

La espirometría es un estudio no invasivo, que puede realizarse tanto en niños como en adultos, y que mide con gran precisión la cantidad de aire que podemos inspirar y exhalar de los pulmones (o capacidad vital) como también la velocidad con la que el aire se mueve a lo largo de los bronquios (o velocidad del flujo aéreo). Para efectuarla se utilizan aparatos electrónicos que permiten una lectura e interpretación inmediata de los resultados obtenidos.

Durante  el estudio el paciente debe estar sentado, con un clip colocado sobre las alas de la nariz para sellar el movimiento del aire por los orificios nasales, mientras respira con su boca a través de una boquilla adosada a un pequeño dispositivo que mide la velocidad del flujo aéreo. Luego se le pide al paciente que llene sus pulmones de aire al máximo y que sople a través del sensor expulsando la mayor cantidad de aire en el menor tiempo posible. Esta maniobra suele repetirse varias veces (no menos de tres ocasiones) para poder obtener valores aceptables y repetibles.

El tiempo total de la realización de la prueba oscila entre 15 y 30 minutos. Si el paciente es fumador se le pedirá que se abstenga de fumar 1 hora antes del estudio, como también se recomienda no ingerir una comida abundante y no realizar ejercicio físico intenso al menos desde 2 horas antes del test.

La espirometría puede ser solicitada con fines de diagnóstico y control evolutivo en las siguientes condiciones:

  • Frente a un paciente que consulta por síntomas respiratorios tales como tos, catarro, silbidos en el pecho o falta de aire al hacer esfuerzos.
  • En pacientes con enfermedades respiratorias ya diagnosticadas, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) vinculada al hábito de fumar o fibrosis pulmonar, en quienes este estudio se realiza en forma periódica para controlar la evolución y valorar la respuesta al tratamiento instituido.
  • Para conocer el estado de salud pulmonar en sujetos fumadores o ex fumadores.
  • Para valorar el riesgo de procedimientos quirúrgicos, especialmente la cirugía torácica y la utilización de anestesia general.
  • Para medir el resultado obtenido con distintos tratamientos, especialmente con los fármacos que aumentan el calibre de los bronquios (broncodilatadores).
  • En la evaluación de personas que han estado o están expuestas a contaminantes ambientales o medicamentos que pueden afectar la función respiratoria.
  • Para medir la repercusión de cualquier enfermedad no respiratoria sobre la capacidad pulmonar, como por ejemplo las enfermedades cardíacas.
  • Para evaluar la condición respiratoria antes del ingreso a programas de rehabilitación o de entrenamiento y actividad física deportiva.
La espirometría permite conocer en pocos minutos y con gran exactitud el estado de salud funcional del aparato respiratorio, permitiendo prevenir, diagnosticar, evaluar el tratamiento y controlar la evolución de diversas enfermedades.

Asesoró: Dr. Juan José Rodríguez Moncalvo. Médico Especialista en Neumonología (M.N. 61755). Miembro de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR). Jefe del Laboratorio de Exámenes Funcionales Respiratorios del Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer dependiente del Ministerio de Salud del G.C.B.A. Médico Neumonólogo del Centro de Enseñanza Médica e Investigaciones Clínicas (CEMIC).

Lesiones frecuentes en el fútbol

El Mundial de Fútbol de Brasil ya entró en su cuenta regresiva. Pero mientras muchos lo viven con ansiedad; otros ya lo están padeciendo. En especial aquellos futbolistas que -como el arquero de la selección española Víctor Valdés, el jugador de la selección alemana Sami Khedira o el colombiano Radamel Falcao García, entre tantos otros- no podrán participar de la Copa del Mundo debido a las lesiones que sufren.
A pesar de la percepción de que el fútbol es un deporte seguro, su práctica es la causante de un gran número de lesiones, tanto en deportistas adultos como jóvenes. En general, la incidencia de lesiones en el fútbol durante los partidos oficiales es de 15 a 35 por cada 1.000 horas jugadas, aunque puede ser tan alta como 60 lesiones por cada 1.000 horas cuando se trata de competencias a nivel internacional. La frecuencia de lesiones es generalmente de 4 a 8 veces más baja durante las sesiones de práctica en comparación con las lesiones sufridas durante los partidos.
Debido al  aumento en el número de partidos jugados por temporada que se viene registrando en los últimos años, se ha experimentado una mayor incidencia de lesiones sufridas durante el juego. Según las estadísticas, un equipo profesional de 25 jugadores padecerá una media de 40-45 lesiones por temporada, de las cuales entre 16 y 20 serán poco importantes (tiempos de baja de menos de una semana); entre 16 y 20 serán moderadas (entre 1 y 4 semanas), y entre 8 y 10 serán graves (más de un mes de baja).
Las lesiones producidas como consecuencia directa de las acciones y movimientos de la práctica de fútbol se localizan principalmente en los miembros inferiores de los jugadores. Las contusiones musculares y los esguinces en las articulaciones se encuentran entre las más frecuentes, pero hay otras:
. El esguince de tobillo es la lesión más habitual.
. El desgarro del ligamento anterior cruzado de la rodilla es una de las más graves.
. El desgarro de los isquiotibiales, que son los músculos situados en la parte posterior del muslo, también son bastante frecuentes lesiones, producto –en general– de los cambios de velocidad y los movimientos bruscos
Los deportistas profesionales no son, sin embargo, los únicos que sufren lesiones. Considerado el deporte más popular en todo el mundo, al fútbol juegan más de 265 millones de jugadores, tanto profesionales como aficionados. Se presume que, además, hay un número igual de jugadores de fútbol no registrados: son los que juegan al fútbol, pero no están inscriptos en ninguna federación.
Sólo en la Argentina, hay federados más de 2.700.000 futbolistas según la encuesta "Big Count", publicada por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). Aunque no lo practican de manera profesional, los aficionados también están expuestos a tener lesiones. Y se espera que tanto profesionales como aficionados sean tratados de la misma manera: en un marco donde haya un equipo multidisciplinario que llegue a un diagnóstico preciso, basado en la clínica (interrogatorio y exploración física) y en la utilización de exámenes complementarios.
"En el diagnóstico inicial y en el seguimiento, la participación del especialista en diagnóstico por imágenes es fundamental. Se trata de dos instancias clave para comenzar una rápida rehabilitación (diagnóstico inicial) y para elegir el momento indicado para volver a la competencia y evitar potenciales nuevas lesiones (estudios de seguimiento). Las técnicas por imágenes que se suelen utilizar van desde la radiografía, ecografía, tomografía computada hasta la resonancia magnética (RM), según el caso. Hay que tener en cuenta que las técnicas de diagnóstico por imágenes juegan un rol fundamental en el diagnóstico de cualquier lesión deportiva, y complementan la revisación clínica realizada por médicos entrenados en estos problemas específicos." detalla el Dr. Juan Pablo Ghisi, Director médico Argus Diagnóstico Médico Sede Olivos.

(1): Dr. Juan Pablo Ghisi. MN 80.798. Director médico Argus Diagnóstico Médico Sede Olivos. Jefe del servicio de Resonancia Magnética del Hospital "Juan A. Fernández" (CABA). Actual Coordinador del capítulo Musculoesquelético de la Sociedad Argentina de Radiología. Asesor Ad-honorem en Diagnóstico por Imágenes del Departamento Médico de la Asociación Argentina de Tenis.
Fuente: Los datos estadísticos y la frecuencia de las lesiones están extraídos de la página de FIFA.

Los fumadores duplican las posibilidades de sufrir demencia

Fumar a una edad avanzada duplica las posibilidades de desarrollar demencia senil, según un estudio realizado por la Universidad de Kyushu y publicado por el diario "Asahi" (Japón).
"Fumar puede causar un envejecimiento del cerebro y esclerosis arterial. Y estos efectos pueden resultar en una mayor susceptibilidad a la demencia", explicó el profesor Tomoyuki Ohara, miembro del equipo de la universidad nipona.
El estudio se realizó a través del seguimiento durante 15 años de 712 personas de 65 o más años en la ciudad nipona de Hisayama, en la prefectura de Fukuoka.
En 1988, cuando se comenzaron a realizar los exámenes médicos, ninguna de las personas que se sometieron al estudio, que contaban con una media de 72 años, sufría ningún tipo de demencia.
La investigación acabó detectando sin embargo que un total 202 la acabaron desarrollando.
El equipo separó a los 712 pacientes en tres grupos- no fumadores, exfumadores, y fumadores- y descubrieron que la proporción de fumadores que desarrollaron demencia era el doble, en relación a los que no fumaban.
No se hallaron sin embargo diferencias significativas entre los exfumadores y los no fumadores, apunta el estudio.

El ayuno contribuye a regeneración celular y fortalece sistema de inmunidad

El ayuno periódico por dos o tres días contribuye a la regeneración de células madre en la sangre y la restauración del sistema de inmunidad, contrarrestando los efectos de la quimioterapia y el envejecimiento, según un artículo que publicó la revista Cell Stem Cell.
El estudio lo encabezó el genovés Valter Longo, profesor de gerontología y ciencias biológicas en la Universidad del Sur de California, quien señaló que "cuando uno ayuna, el sistema trata de ahorrar energía".
"Y una de las cosas que puede hacer para ahorrar energía es reciclar muchas de las células de inmunidad que no necesita, especialmente las que puedan estar dañadas", agregó.
La quimioterapia que se administra a los pacientes con cáncer puede salvarles la vida, pero también causa muchos efectos secundarios, incluida la merma de las células del sistema de inmunidad.
Se calcula que más del 20 por ciento de las muertes relacionadas con el cáncer se aceleran, o incluso son causadas, por los efectos tóxicos de la quimioterapia, más que por el cáncer mismo.
Por ello los médicos limitan las dosis y frecuencia de la terapia química a los niveles que son tolerados por los pacientes, pero eso reduce la eficacia general de los tratamientos contra el cáncer.
Pero aún en ausencia de la quimioterapia el envejecimiento normal empobrece al sistema de inmunidad y lleva a deficiencias con un riesgo más alto de desarrollo de leucemia y una variedad de enfermedades.
Actualmente no hay intervenciones médicas que mengüen los efectos secundarios que la quimioterapia tiene sobre el sistema de inmunidad o que prevengan la disfunción celular en el sistema de inmunidad que acompaña al envejecimiento.
Los estudios anteriores de Longo y sus colegas habían mostrado que una restricción temporal de la nutrición podía incrementar la resistencia de las células madre a ciertos factores de estrés. El trabajo más reciente buscó comprobar si el ayuno podía proteger a las células del sistema de inmunidad.
Tanto en los ratones de laboratorio como en la primera fase de la prueba clínica con humanos, los períodos de ayuno bajaron significativamente la cuenta de células blancas en la sangre.
Los ayunos empleados consistieron en períodos de dos a cuatro días sin comidas, en el curso de seis meses.
"Lo que empezamos a notar, tanto en los animales como en los humanos, fue que bajaba la cuenta de células blancas durante el ayuno prolongado", apuntó Longo. "Luego, cuando se vuelve a comer, las células de la sangre se recuperan".
El ayuno prolongado fuerza al organismo a consumir sus reservas de glucosa, grasa y cetonas, pero también descompone una porción significativa de células blancas en la sangre, un proceso que Longo compara con quitarle a un avión el exceso de carga.
El ayuno prolongado además reduce la enzima PKA que, según Longo, es el gen clave que debe apagarse para que las células madre pasen a la modalidad regenerativa".

Trastornos hormonales y fertilidad

Las parejas que tardan en ver cumplido su deseo de ser padres pueden estar enfrentándose a un problema de esterilidad. Llamamos esterilidad primaria cuando nunca se logro la concepción y secundaria si ha tenido un hijo. Infertilidad es cuando se produce el embarazo pero se pierde. Se considera a la pareja con esterilidad primaria cuando ha intentado un embarazo en forma natural luego durante un año y puede afectar a cualquier miembro de la pareja o a la pareja en si, es decir que ambos tengan una menor capacidad fértil. Las causas son múltiples: desde el estilo de vida, los hábitos perjudiciales (como fumar y beber en exceso), mal formaciones de los órganos reproductores (incluidos crecimiento o desarrollo anormales, o daño debido a un traumatismo e infecciones), y los cambios hormonales y los disruptores endócrinos, entre otros.
Para diagnosticar trastornos hormonales se realizan estudios en los que se analizan principalmente 3 grupos de hormonas:
· Eje hipotálamo-hipófisis-ovario: son las encargadas de la regulación del ciclo menstrual denominadas FSH u hormona folículoestimulante, LH u hormona luteinizante y estradiol.
· Las hormonas tiroideas: regulan la función de la glándula tiroidea y que son importantes para la correcta evolución de la gestación. Son la TSH u Hormona estimuladora del tiroides y la T3/T4.
· Prolactina: hormona que regula varias funciones endocrinas en el cuerpo, sobre todo la producción de leche materna y también puede influir en el ciclo menstrual.
Para poder tratar adecuadamente un desorden en las hormonas que genere complicaciones en la búsqueda de un bebé lo importante es el chequeo para por equilibrar el sistema hormonal y realizar de esa manera, los tratamientos correspondientes.
Otro factor a considerar son los disruptores endócrinos que son un conjunto de compuestos químicos exógenos (del exterior) que interaccionan con el sistema endocrino y son capaces de alterar el equilibrio hormonal del organismo. La exposición a ellos es universal dado que se encuentran en los solventes, detergentes, insecticidas, cosméticos, entre otros. En este caso, la infertilidad no puede explicarse por causas exactas. Sin embargo, desde hace un tiempo se viene tomando conciencia de los efectos profundos que ciertas sustancias ejercen sobre el medio ambiente, y que la salud humana está unida a la salud ambiental. Cuando los químicos que contaminan el ambiente ingresan al organismo y se acumulan en las grasas causan efectos negativos a largo plazo.
En los hombres, la exposición a estos disruptores puede generar la oligospermia -semen con poca calidad, con baja cantidad de espermatozoides- y la azoospermia -cuando el hombre no tiene un nivel mensurable de espermatozoides en su semen-. En las mujeres, los disruptores endócrinos, pueden producir riesgos de patologías en tejidos estrógeno dependientes (endometriosis, cáncer, ovario poliquístico, falla ovárica temprana, entre otros).
Es importante que si el hombre sospecha estar padeciendo insuficiencia hormonal, desórdenes o trastornos espermáticos o testiculares consulte de manera inmediata al médico para obtener el asesoramiento adecuado de un especialista en fertilidad y encontrar la solución o tratamiento ideal para cada caso en particular.
Llevar adelante una vida sana, realizar deporte rutinariamente, no fumar y cuidarse del estrés pueden ser factores determinantes para evitar problemas de fertilidad. Igualmente, lo importante es estar atentos a los síntomas y consultar con el médico para poder realizar estudios que puedan determinar las causas que están dificultando el embarazo.

(*): Asesoró: Dra. Laura Maffei, directora de Maffei Centro Médico. M.Nº 62441.