15 septiembre 2014

Menos cantidad de alimentos y más ejercicio, claves de una vida saludable

Un alimentación sana, con porciones más pequeñas y equilibradas, y la práctica de ejercicio son factores decisivos para mantener una vida saludable y más feliz, según expertos reunidos en Buenos Aires, que coincidieron en diagnosticar el fracaso de las dietas tradicionales.
Cerca de 200 académicos, médicos y deportistas participaron en el Simposio Vida Activa y Saludable de la Serie Científica Latinoamericana que durante dos días analizó aspectos relacionados con la alimentación, el ejercicio, la felicidad e incluso la hidratación en la calidad de vida de las personas.
Los expertos coincidieron en la necesidad de combatir el sedentarismo, que causa unos 3 millones de muertes al año en todo el mundo, inculcar hábitos saludables desde la infancia y dejar claro que no hay alimentos buenos y malos ni dietas milagrosas.
Paul Rozin, miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, fue contundente al afirmar que "simplemente la dietas no funcionan" y consideró que el secreto de la buena alimentación está en disfrutar de la comida en las cantidades adecuadas.
"No hay que reducir el placer que implica comer, que los alimentos sean desabridos con tal de que sea saludable o menos calóricos", sino "encontrar la medida adecuada en las porciones para poder disfrutar de la comida, sin que ello se traduzca en un aumento de peso", dijo.
El factor cultural es determinante, agregó, como demuestran estudios realizados sobre los hábitos alimenticios de franceses y estadounidenses.
Los franceses tienen dos años más de expectativa de vida, tienen buen paladar y no sacrifican los alimentos calóricos, mientras que los estadounidenses tienden a elegir comida sin sabor pero con menos calorías y, aún así, Francia tiene la mitad de población obesa que Estados Unidos.
La razón: La ración media de comida en París es de 277 gramos frente a los 346 gramos de media en Washington, es decir, un 25 por ciento más.
La clave está en reducir las porciones, una estrategia fundamental en un mundo en el que 842 millones de personas no reciben comida, mientras 500 millones son obesos, añadió.
También la especialista argentina Mónica Katz consideró que las dietas fracasaron porque "prohibir no sirve" y apostó por fomentar el "autocontrol", "comer sin demonizar" y fomentar "incentivos" a las prácticas saludables, como el deporte.
La lucha contra el sedentarismo centró buena parte del Simposio, donde los expertos subrayaron la necesidad de frenar una "pandemia" que absorbe entre el 2 y el 12 por ciento del presupuesto de los sistemas nacionales de salud.
La reducción de sólo un 25% del sedentarismo evitaría al año 1,3 millones de muertes en el mundo, cerca de 679.000 en América, según el experto estadounidense Michael Pratt.
La canadiense Margo Mountjoy abogó por introducir "cambios en el comportamiento" de los niños para conseguir una generación más activa, reducir los desplazamientos motorizados, la exposición excesiva a la televisión y a los videojuegos.
El chileno Jorge Cancino López, especialista en ciencias de la actividad física, subrayó la importancia de realizar "al menos 30 minutos de actividad física cada día" que, en el caso de adultos mayores, debe ser supervisada por un médico.
En la práctica deportiva muy especialmente, apuntaron los expertos Robert Murray y Mathew Ganio, es fundamental una correcta hidratación, para evitar comprometer el riego sanguíneo y el gasto cardíaco e incluso para mantener el ánimo.
Alimentación equilibrada, ejercicio e hidratación son factores que, como explicó Sonja Lyubomirsky, profesora de Psicología en la Universidad de California, contribuyen a aumentar la felicidad y a levantar las defensas.
Además, sostuvo, las personas felices tienen mayor resistencia a uno de los más extendidos males de las sociedades modernas: el estrés.

Desinformación sobre hepatitis C, peor enemigo para controlar su prevalencia

Los científicos buscan evitar la propagación del virus de la hepatitis C, pero la desinformación acerca de la enfermedad y el estigma social que la rodea son los mayores obstáculos para combatirla, dijo en una entrevista con la agencia de noticias EFE el experto José Luis Cañadas.
"Ya existen tratamientos capaces de eliminar totalmente la presencia del VHC en las personas infectadas", aseguró Cañadas, egresado de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Cádiz (España).
El experto en hepatitis explicó que el trabajo en laboratorios "se dirige ahora a producir compuestos que interfieran con al menos tres mecanismos de replicación (ciclo de reproducción) del virus", pero insistió en la importancia de hacer campañas públicas para acompañar estos progresos.
"Nada ayudaría más para controlar la prevalencia una concientización del público y de los médicos y sistemas de salud", dijo Cañadas que participó en el 23 Congreso de la Asociación Latinoamericana de Estudios del Hígado (ALEH), realizado en Cancún, México.
La transmisión del VHC, recordó, ocurre sólo por contacto directo de la sangre de una persona infectada con la de una persona no infectada, a través de las transfusiones de sangre contaminada, los productos hemáticos y los trasplantes de órganos.
También por el uso de jeringas y agujas contaminadas, cortes en entornos médicos, relaciones sexuales sin protección con una persona infectada y al nacer, si la madre es portadora del VHC.
"Éste es un virus que no da la cara de inmediato", indicó el experto, que advirtió que "pueden pasar hasta treinta años desde la infección hasta que aparecen síntomas de una enfermedad ya, a esa altura, avanzada".
Por eso, "un simple análisis de sangre, añadido a las rutinas en el control de salud, permite detectar si la persona ha estado expuesta al VHC, y llevaría al inicio del tratamiento mucho más temprano".
Cañadas se mostró partidario de que se extienda la prueba para determinar si es portadora del VHC dado que la existencia de esa variedad de virus de hepatitis se identificó en 1989.
Antes de esa fecha no se hacían análisis para detectar la presencia de VHC en procedimientos como las transfusiones de sangre, todo tipo de cirugía o labores dentales, como tampoco en actividades como la manicura, la pedicura o la aplicación de tatuajes.
Los primeros síntomas de enfermedad aparecen entre las dos semanas y los seis meses después de la exposición al virus e incluyen fatiga, dolor en las articulaciones, fiebre, náuseas, falta de apetito, vómitos, dolores en la zona abdominal, orina de color oscuro e ictericia, esto es una coloración amarillenta en la piel y la parte blanca de los ojos.
Entre 1990 y 1999 se desarrollaron las primeras opciones de tratamiento, que fueron avanzando con la combinación de varios medicamentos y, en 2011, el Gobierno de Estados Unidos aprobó el uso de los primeros agentes antivirales de acción directa.
En la evolución de la infección por VHC, dijo Cañadas, el primer paso es la hepatitis aguda, que padecen alrededor del 85 por ciento de las personas infectadas, ya que alrededor del 15 por ciento de las personas elimina el virus de su sistema sin tratamiento.
La segunda fase es la hepatitis crónica, un mal que padecen más de 185 millones de personas en todo el mundo, y 14 millones de ellas en países de América Latina.
Cañadas recordó que hay seis genotipos del VHC con sus subtipos, que tienen un impacto diferente en las regiones del mundo.
El genotipo 1, con subtipos 1a y 1b, es el de mayor prevalencia en todo el mundo. En Estados Unidos, prevalece el subtipo 1a y en Europa el subtipo 1b.
El genotipo 2 es predominante en África occidental, aunque puede hallarse en todo el mundo, mientras que el genotipo 3 es endémico del sureste asiático.
En cuanto al genotipo 4 se encuentra principalmente en el Oriente Medio, Egipto y África central; el genotipo 5 se halla casi exclusivamente en Sudáfrica y el genotipo 6 se encuentra en Asia.

09 septiembre 2014

Neumonía y embarazo

La neumonía en la mujer embarazada es una causa importante de ingresos hospitalarios, especialmente durante la temporada invernal. Asimismo, el consumo del tabaco, la edad de la paciente, la presencia de enfermedades subyacentes (diabetes, asma, anemia, VIH), consumo de drogas ilícitas y alcoholismo constituyen factores agravantes que conllevan no solo al riesgo materno sino también al aumento del riesgo fetal y del recién nacido, aumentando la mortalidad perineonatal, bajo peso al nacer y el riesgo de padecer un parto prematuro.
La neumonía puede iniciarse a partir de los siguientes síntomas: fiebre, tos y/o expectoración, dolor torácico, disnea (falta de aire), entre otros. En la mayoría de los casos, un examen físico de tórax podrá confirmar el diagnóstico, aunque la certeza siempre la dará la radiografía de tórax frente que no posee ninguna contraindicación, dado que implica una baja dosis de radiación para la madre y el feto.
El germen que con mayor frecuencia produce neumonía en las embarazadas es el neumococo, sin embargo al igual que en  el resto de la población, hay un 40-61% de los casos en los que no se identifica el agente etiológico responsable de la Neumonía.
También es importante saber que existen otras infecciones virales, como la gripe y la varicela, que se complican con neumonías bacterianas, de allí la importancia del calendario de vacunación en las mujeres.
Para llevar un embarazo sin complicaciones, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria aconseja:
* Dejar de fumar antes, durante y después del embarazo: Las fumadoras tienen un riesgo 4 veces superior de presentar una enfermedad por neumococo que los no fumadores. Si se deja de fumar en el embarazo y se recae en el posparto el niño/a será un fumador pasivo con los daños en la salud que ello implica.
* Vacunarse: Las vacunas actualmente disponibles en el mercado protegen del virus de la gripe (puede aplicarse en cualquier mes del embarazo, principalmente si cursa la gesta en los meses de otoño), el antineumococo (solo para grupos de embarazadas de alto riesgo) y la antivaricela (nunca durante el embarazo, el plan de vacunación debe hacerse de 1 a 3 meses antes del embarazo).
* Control de las enfermedades de base (asma diabetes, VIH, etc).
Buscar ayuda en consumo patológico de alcohol y drogas ilícitas.
Corrección de factores agravantes como mala higiene bucal y piezas dentales en mal estado.
Buena alimentación.

Asesoró: Dra. Susana Nahabedian (MP 28871-MN 60378). Miembro de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. Medica especialista en Neumonología y Clínica Médica. Jefa de Neumonología HIGA Evita. Docente Adscripta y Asociada a la UBA. Presidente de la Sociedad de Tisiología y neumonología de la Pcia de Bs As. (STNBA).

28 agosto 2014

¿Cómo evitar las alergias en los ojos durante la primavera?

Se acerca el inicio de la primavera, y con ella una prevalencia de las enfermedades alérgicas. La llamamos estación de "riesgo" para las personas alérgicas, especialmente por el aumento en el ambiente de los denominados "alérgenos aerovagantes". Los pólenes de las plantas (Platanus), arboles y césped son la causa principal de las conjuntivitis alérgicas estacionales.
En los últimos años, se observa un aumento constante en la prevalencia de las enfermedades alérgicas a nivel mundial, se estima que el 30% de la población mundial está afectada por una o más enfermedades alérgicas.
Las causas del aumento de su prevalencia son desconocidas, y diversas hipótesis intentan explicar este fenómeno; algunas relacionadas con el aumento en la polución y las más revolucionarias con el exceso de higiene y aislamiento infantil en los países desarrollados. Lo cierto es que el aumento de las enfermedades alérgicas se produce en los jóvenes, por lo que se espera que aumente en gran medida la carga de las enfermedades alérgicas cuando ellos se conviertan en adultos.
Es importante conocer que las conjuntivitis alérgicas estacionales (primavera) son una de las formas más frecuentes de alergia ocular, representando casi la mitad de todos los casos de alergia ocular. El tratamiento médico es muy importante, porque si la persona deja que la alergia siga, puede pasar a la fase crónica.
En la primera etapa se produce picazón, necesidad de frotarse los ojos, lagrimeo, enrojecimiento ocular, visión borrosa, molestia a la luz e incluso dolor moderado.
Si no se trata adecuadamente, existe el peligro de pasar a una segunda etapa crónica, en la cual empiezan a jugar fenómenos inflamatorios que pueden producir lesiones serias en el ojo, sobretodo en la Córnea.
Entonces, lo recomendable es hacer una consulta con el oftalmólogo, porque con un buen tratamiento se corta el circuito y evitamos las complicaciones que podrían ocurrir a futuro.
"La estrategia más eficaz es evitar en la medida de los posible todo aquello que nos produzca alergia", explica el Dr. Pablo Wainberg, Jefe de Oftalmología de Swiss Medical Center. Sin embargo, también cuenta que esta medida es casi imposible de poner en práctica. "Lo primordial es controlar el circuito de una sustancia llamada Histamina principal responsable del fenómeno alérgico", agrega.

Tratamiento

Los  antihistamínicos tópicos constituyen los fármacos más adecuados para tratar esta patología, el desarrollo de estas drogas ha alcanzado standares muy altos.
En primer lugar resultan eficaces aun utilizándolos una sola vez por día, a si vez no solo bloquean los efectos de la Histamina en los receptores (H1-H2 y más recientemente H4) sino que también impiden su liberación. La administración controlada de los mismos revela rápidamente al paciente de las molestias ocasionadas por los alérgenos y evita el uso indiscriminado de los corticoesteroides que deben reservarse para exacerbaciones muy sintomáticas y durante cortos periodos de tiempo.

(*): Asesoró el Dr. Pablo Wainberg, Jefe del Servicio de Oftalmología de Swiss Medical Center. MN. 77968.

25 agosto 2014

Los deportistas de elite viven un 40% más que población general

Los deportistas de elite, que realizan entrenamientos muy exigentes, viven un 40 por ciento más que la población general, además de presentar un menor riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y por cáncer, según una investigación de la Universidad de Zaragoza (España).
El estudio, que analiza los datos de 42.000 deportistas de todo el mundo, principalmente hombres, participante en el Tour de Francia, Juegos Olímpicos y campeonatos internacional, además de jugadores de fútbol y béisbol, fue publicado en la prestigiosa revista de la Clínica Mayo, Mayo Clinical Proceeding, informó la institución académica zaragozana.
Este meta-análisis sobre un total de diez estudios fue dirigido por Nuria Garatachea, profesora de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad de Zaragoza e investigadora del Grupo de investigación Genud (Growth, Exercise, Nutrition and Development) de la misma institución.
Además de vivir un 40 por ciento más que la población general, los deportistas de elite tienen un 42 por ciento menos riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y un 37 por ciento menor de cáncer.
En este pionero estudio, en el que se aporta información precisa sobre el riesgo de mortalidad en deportistas de elite, se pone de manifiesto que existe una "fuerte evidencia epidemiológica sobre la importancia de la actividad física regular y moderada", han agregado las mismas fuentes.
Entre otras actividades, citan el caminar o trotar, en el manejo y la rehabilitación de enfermedades cardiovasculares y en la disminución del riesgo de muerte por enfermedades tales como hipertensión, accidente cerebrovascular, y diabetes tipo 2.
Las principales recomendaciones internacionales de actividad física aconsejan 150 minutos semanales de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física intensa.
Sin embargo, señalaron las mismas fuentes, existe una "gran controversia" sobre los efectos que tienen los entrenamientos que realizan los deportistas de elite que compiten a alto nivel, que son muy intensos y que, además, se mantienen durante muchos años.
Y es que hay una "creciente evidencia" sobre que el ejercicio de resistencia intenso produce alteraciones cardiacas, principalmente fibrilación auricular.
Este trabajo "no apoya la hipótesis de que el entrenamiento de alto nivel sea dañino para el corazón", afirmaron desde la Universidad de Zaragoza.
Tras este macro estudio, los investigadores concluyen que, a partir de la evidencia científica disponible actualmente, los deportistas de elite viven más que la población general.
Esto indica según la investigación que los efectos del ejercicio sobre los beneficios para la salud no solo se limitan a dosis moderadas sino que parece que también son extensibles a mayores dosis, al menos en el caso de estos deportistas.
La directora del trabajo también resalta y advierte de que se necesita más investigación en este sentido en cohortes más homogéneas y con igual representación de mujeres y hombres.
De hecho, en este estudio, con un total de 42.000 deportistas, tan solo cerca de 800 son mujeres.
En este trabajo colaboró el profesor Alejandro Lucia y su grupo de la Universidad Europea de Madrid, con el que continuarán investigando en esta línea para intentar aportar datos a la comunidad científica sobre la dosis óptima de ejercicio para mejorar la salud de la población en general.

04 agosto 2014

Salud diseñó una página web para hacer frente a situaciones de emergencia

El Ministerio de Salud de la Nación creó en su página web un sitio destinado a facilitar el acceso público a las principales recomendaciones para el cuidado de la salud ante situaciones de emergencia o desastres tales como terremotos, inundaciones, erupciones volcánicas, grandes tormentas o incendios forestales, entre otras situaciones que, aunque no sean de origen sanitario, siempre terminan por afectar a la salud pública y por tanto requieren acciones específicas.
Diseñado por la coordinación general de Información Pública y Comunicación de la cartera sanitaria, el sitio Salud en Emergencias y Desastres fue elaborado para brindar información detallada tanto para la población en general como para equipos de defensa civil y de asistencia médica, periodistas y comunicadores sociales de áreas sanitarias. En este sentido, brinda conceptos e información clave para la gestión de la comunicación de riesgo y las principales medidas para proteger la salud en situaciones de emergencia enfocadas en la realidad argentina a partir de la recopilación y adaptación de numerosas producciones de referencia en esta materia.
En una barra situada en el encabezado, aparecen accesos a la descripción de desastres en Argentina, información para comunicadores y ciudadanos, así como a recursos, que incluye publicaciones específicas y la opción de descargar archivos para imprimir trípticos y volantes sobre medidas a adoptar ante inundaciones.
Además, el sitio cuenta con un mapa interactivo con las 6 regiones del país y los factores de riesgo y amenazas identificados con íconos correspondientes a inundaciones, tornados y tormentas eléctricas, olas de calor, materiales tóxicos, brotes y epidemias, tormentas de nieve y heladas, terremotos, deslizamientos de tierra, erupciones volcánicas y lluvia de cenizas y aluviones e incendios silvestres. Al seleccionar una región, aparecen los enlaces a los riesgos y amenazas que le corresponden. En cada caso, se muestran las medidas a tomar antes, durante y después de la situación de emergencia o desastre. En el caso de la sección brotes y epidemias, aparecen enlaces con información completa y detallada sobre el cólera, el dengue y la gripe, entre otras enfermedades.
En la barra horizontal del encabezado, el enlace "Desastres en Argentina" vincula los diferentes tipos de amenazas -que pueden ser naturales, generadas por el hombre o sanitarias- con sus impactos en la salud. Además, presenta a cada una de las regiones del país en relación con los principales riesgos que las caracterizan.
A su vez, el enlace "Información para comunicadores" está destinado especialmente a los responsables de comunicación de los ministerios de Salud provinciales. Introduce conceptos clave y brinda recursos de planificación. Asimismo, ofrece recomendaciones para la comunicación con la población y la vinculación con los medios e incluye consejos especiales para periodistas que cubren este tipo de eventos.
En tanto, "Información para ciudadanos" comprende una serie de orientaciones básicas y medidas preventivas para el cuidado de la salud, incluidos los primeros auxilios para emergencias. Esta información puede ser muy útil como insumo para prever materiales de comunicación que estén disponibles al momento de darse una emergencia.
Este nuevo sitio se suma a la línea de trabajo impulsada por el Ministerio de Salud de la Nación  para democratizar la información clave para la ciudadanía en general y acompañar a los equipos de salud y comunicadores. En este sentido, la sensibilización, educación y comunicación social en gestión de riesgo de desastres es cada vez más prioritaria, con lo que el sitio hace su aporte en sintonía con  las pautas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de experiencias significativas en América Latina y del resto del mundo.

Mitos y realidades sobre los cálculos renales

La litiasis renal es una enfermedad causada por la  presencia de cálculos en la vía urinaria, conocidos como cálculos renales o piedras. En la Ciudad de Buenos Aires afecta alrededor del 4% de la población general; en el país cerca del millón y medio de personas sufren este trastorno.
La litiasis renal puede presentarse con dolor intenso en región lumbar - el típico "cólico renal"-, sangre en la orina (denominada hematuria), eliminación de arenillas o de "piedras" por orina, náuseas y/o vómitos. En algunos casos no da síntomas y se detecta a través de radiografías o ecografías como hallazgo casual en busca de otras patologías.
Hasta la fecha, el cuerpo médico del Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas (IDIM) ha realizado la evaluación de más de 40.000 pacientes con litiasis renal, siendo la institución con mayor experiencia en esta especialidad en el país y la que más pacientes ha estudiado y diagnosticado.
"La formación de nuevos cálculos, luego del primer episodio, afecta entre el  50% y el 80% de los pacientes no tratados o no controlados. Según datos propios de nuestra institución, el 93% de los pacientes que siguieron el tratamiento no volvieron a repetir el evento. De ahí la importancia de realizarse un estudio metabólico luego del primer episodio que podrá, darnos a los profesionales más información sobre la enfermedad y así poder realizar un tratamiento acorde para cada paciente para que no repita la formación de nuevos cálculos", detalla el Dr. Rodolfo Spivacow, especialista en nefrología de IDIM.
Hoy en día con un buen diagnóstico y el tratamiento correspondiente, se puede evitar la formación de nuevos cálculos.  Luego del diagnóstico es necesario un control en el lapso de 2-3 meses a fin de evaluar la respuesta terapéutica. Si el resultado es satisfactorio en general se aconseja un estudio cada 6 meses los primeros 2 años y luego un control anual. El tratamiento es permanente, dado que si se suspende la medicación y las medidas preventivas, la experiencia científica indica que los pacientes vuelven a producir cálculos.

Datos

1.- El sedentarismo aumenta la probabilidad de formar un cálculo: MITO
El sedentarismo no tiene ninguna asociación con la aparición o riesgo de formar cálculos renales como tampoco la realización de ejercicio físico.
2.- La dieta tiene mucha importancia en la formación de cálculos: REALIDAD
Efectivamente la dieta en aquellas personas predispuestas a formar cálculos renales puede modificar el riesgo de presentarlos. Los estudios de laboratorio que identifican las causas de la formación de los cálculos aclararán si la alimentación es parte responsable de este trastorno.
Una vez descubierta la causa de la formación de cálculos renales, el médico indicará una dieta especial. Es importante que la misma sea manejada por el especialista médico, en colaboración con una nutricionista entrenada en estos aspectos.
En términos generales la ingesta diaria de 2 litros o más de líquido (especialmente de agua), puede reducir hasta un 50% la aparición de nuevos cálculos renales. Otras recomendaciones son: seguir una dieta no superior a 2.000 Kcal, pobre en grasa, baja en sodio (poca sal), limitando las proteínas animales, los azúcares y el alcohol.
3.- Los niños pueden formar cálculos: REALIDAD
Sí, efectivamente los niños pueden formar cálculos renales. Del total de pacientes formadores de cálculos, un 2% aproximadamente son niños.
4.- Si se ingiere más calcio del que se necesita, se pueden llegar a formar cálculos: MITO
Sólo los individuos que tienen predisposición a formar cálculos y pierden en exceso calcio por orina, por absorber mucho calcio a nivel intestinal, pueden agravar la formación de los mismos ante la ingesta exagerada de calcio.
5.- El hombre tiene más tendencia a formar cálculos: MITO
Este concepto ha cambiado, históricamente se pensaba que era una alteración más frecuente en los hombres. Hoy, luego de estudios estadísticos, se sabe que si bien predomina levemente en hombres, la relación hombres mujeres es muy pareja.
6.- Cuando se está cursando un cólico o dolor intenso, debo darme calor: REALIDAD
El calor sobre la zona de dolor provoca dilatación de los conductos por donde puede estar moviéndose el cálculo y ayudan a dilatar los mismos mejorando su expulsión. Por eso el calor (ya sea con almohada térmica o inmersión en agua caliente) es útil.
7.- Si los padres sufrieron litiasis renal, los hijos tienen más riesgo en el futuro de formar cálculos: REALIDAD
Casi todas las causas de litiasis renal tienen un componente genético importante que puede rondar el 50%. Por ende, efectivamente los hijos de los formadores podrían también tener riesgo de formar cálculos.
8.- Una vez eliminados o extraídos los cálculos no se volverán a formar nunca más: MITO
Para evitar formar nuevos cálculos hay que realizar primero el diagnóstico mediante un estudio metabólico de las causas que predispone a la formación y luego hacer un tratamiento dirigido para evitar la formación de nuevos.

Fuente: Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas.